¡Es obligatorio registrar la jornada laboral de los empleados!

Recién aprobada la Obligación para Empresas de fichar Entradas/Salidas del trabajador, almacenar las jornadas de trabaja y pagar horas extras. Te contamos todas las novedades y cómo poder automatizar, cumplir y controla toda la Gestión de la Jornada Laboral con ejornada.

Registro Jornada Laboral: Nueva Ley

El Ejecutivo acaba de aprobar un nuevo decreto con la normativa para el Registro de Jornada de Trabajo, una nueva reforma por parte del Gobierno que implica la obligación del fichaje por parte de los trabajadores y para la empresa, el pago de las horas extras correspondientes.

Obligatoriedad de Fichar los Trabajadores

El decreto de protección social y contra la precariedad laboral que el Gobierno tiene previsto aprobar este viernes incluye la obligación por parte de las compañías de registrar la jornada laboral de los trabajadores y guardar ese registro a lo largo de cuatro años. Se trata de una medida que el Ejecutivo ya contemplaba en la contrarreforma laboral que preparaba y que el final áspero de la legislatura ha impedido sacar adelante. Se justifica la implantación del registro en el decreto como medida para combatir la precariedad laboral. La flexibilidad laboral, apunta el texto, no puede llevar a incumplir la normativa sobre jornada máxima y horas excepcionales.

El decreto también se hace eco de algunas estadísticas como la Encuesta de Población Activa (EPA) del cuarto trimestre de dos mil dieciocho, en la que más de la mitad de los asalariados señalaban trabajar más de cuarenta horas a la semana y muchos de los contratados a jornada parcial decían que su jornada eficaz no coincidía con la declarada. Además, un cuarenta y ocho por ciento de las personas que hacen horas extra declaran no cobrarlas, lo que, conforme señala el Ejecutivo, no solo tiene el efecto de precarizar la situación laboral del trabajador, sino también incide en las arcas de la Seguridad Social, que no percibe las cotizaciones correspondientes a esas horas trabajadas.

A continuación, los cambios introducidos que hacen obligatorio el registro de la jornada de trabajo:

Una nueva función

Primeramente, el Ejecutivo agrega a las facultades que tiene en materia de ordenación y duración de la jornada, la de establecer “especialidades en las obligaciones de registro de la jornada”. Para esto altera el artículo treinta y cuatro del Estatuto de los Trabajadores en su apartado séptimo. El encargado de dichas reglas será el Ministro de Trabajo, previa consulta a sindicatos y organizaciones empresariales representativas.

Hora de entrada y salida

Al mismo artículo, se añade un nuevo apartado (el noveno) que determina de qué manera tiene que hacerse el registro de la jornada. La primera cosa que señala es que “va a deber incluir el horario concreto de entrada y salida de cada persona trabajadora”.

Negociación colectiva

Su puesta en marcha se realizará a través de la negociación colectiva, mediante consulta previa a representantes de los trabajadores. En defecto de estos, va a ser el empresario el encargado de dar instrucciones para organizar y documentar el registro de la jornada de cada trabajador.

Disponible durante 4 años

El empresario va a tener la obligación de preservar los registros durante 4 años. En ese periodo, están a predisposición de los trabajadores, sindicatos, de la inspección laboral y de la Seguridad Social.

Infracción grave

El texto también modifica la Ley de Infracciones y Sanciones en el Orden Social, que en adelante incluirá el registro de jornada como uno de los motivos que, en el caso de transgresión por parte de la compañía, acarrean una sanción grave. Este tipo de sanciones conllevan multas de entre seiscientos veintiseis y seis mil doscientos cincuenta euros para las empresas y no son personalizadas. O sea, que en caso de que la inspección encuentre que se ha infringido la norma, si bien afecte a muchos trabajadores, impone una sola multa.

Plazo de 2 meses

Finalmente, el decreto recoge en su disposición final que la norma de registro de la jornada será de aplicación a los dos meses de la publicación del texto en el Boletín Oficial del Estado, lo que se producirá en los próximos días.